¿Por qué comprar un teléfono NFC?

Antes que nada, nos resulta conveniente recordar lo que realmente significan las siglas NFC. En inglés, estas siglas significan “Near Field Communication”. Es una tecnología inalámbrica de corto alcance que permite una interconexión entre teléfonos de forma intuitiva, fácil y simple.

No obstante, el punto positivo es que, al emitir en una frecuencia de 13.56 MHz, no se necesita de ninguna frecuencia administrativa. No obstante, te preguntarás cuál es la aplicación real de este tipo de tecnología. La respuesta es simple y práctica como la misma tecnología: te permite realizar pagos con tu dispositivo sin tener que sacar la tradicional tarjeta de crédito o debido. La tecnología NFC ya es la base de los proyectos de las empresas de financiación como Visa y Mastercard. No obstante, su potencial no se termina aquí.

Una de las cosas que puedes hacer con un móvil que incorpore la tecnología NFC es pasar fotos, vídeos y música a otros móviles que tengan esta tecnología. Lo realmente positivo es que el NFC está estandarizado por lo que se evitarían los problemas actuales que existen a la hora de compartir datos entre dispositivos.

Si eres amante de los coches y además te obsesiona la seguridad, se estudia aplicar esta tecnología en este campo para que uses tu teléfono móvil como segunda llave para que tú y sólo tú puedas abrir tu coche y encender el motor.

Otra aplicación de esta tecnología, que te facilitará la vida cotidiana, es que agilizará el inicio de sesión en los cajeros automáticos cuando necesites sacar dinero. Así ya no tendrías que sacar tu tarjeta y esperar a que te pida la contraseña, sino que sólo con acercar tu móvil, el cajero te la pide.

Así que si estás pensando en renovar tu teléfono y no sabes muy bien qué tipo de móvil elegir y con qué características, no te olvides que la tecnología NFC será la base de todos los dispositivos del futuro.

 

 

¿Te ha gustado el artículo?
Sé el primero en calificar esta publicación.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...
Artículo escrito por

¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?