Cinco claves para mejorar la experiencia de marca en tu evento

Un elemento clave para cualquier empresa es que sus usuarios perciban una buena  experiencia de marca para que se sientan más propensos a volver a contratar los servicios de la empresa. Para ello, es importante conocer cuál es la definición de experiencia de marca o brand experience.

 

Para cuidar la experiencia de marca hay que identificar todos los momentos o situaciones que suponen un vínculo emocional entre la marca y sus usuarios. Estos momentos hacen referencia a todos y cada uno de los elementos con los que el cliente se encuentra a la hora de realizar una compra: desde la presentación del producto, la publicidad, hasta los productos complementarios o la propia utilidad de los mismos. Ya que una buena gestión de todos estos elementos, relacionados con la experiencia de marca darán lugar a la posible fidelización de los clientes, convirtiéndolos en prosumidores. Este último concepto hace referencia a que los usuarios son clientes o consumidores de la marca, también intercambian contenidos relacionados con la misma de manera desinteresada.

 

Estos prosumidores se convierten en canales de comunicación humanos generando una ventaja competitiva para la empresa, ya que el contenido que proporcionan estos usuarios sobre su experiencia de marca es de forma personal, entre iguales o también llamado P2P, con el resto de usuarios. ¿pero, cómo conseguir que tus eventos generen experiencia de marca?

 

Para generar ese vínculo emocional con el cliente en tu evento por medio de la experiencia de marca, lo que se recomienda es realizar las siguientes acciones, que permitirán que el usuario se sienta satisfecho y aumente su probabilidad de volver a comprar en el futuro.

 

Experiencia de marca

Revisar y analizar el entorno

En primer lugar, para crear experiencia de marca es importante revisar y analizar el entorno y conocer cuál es la forma más adecuada de transformar los productos/servicios de la empresa en experiencias enriquecedoras para el cliente. Por ejemplo, si tu evento es un festival de música, deberás conocer qué elementos podrían suponer una mejora considerable en la experiencia del sujeto, desde el tiempo de espera para la compra de una entrada por ejemplo, hasta la organización a la hora de evacuar el recinto donde tenga lugar.

Planificar mapa de contacto

El segundo paso para crear experiencia de marca, es planificar un mapa de contacto, es decir, identificar todas las vivencias que el cliente tiene con la marca desde que se pone en contacto con la empresa hasta que recibe su producto y obtiene el servicio postventa. Este mapa de contacto tiene como objetivo hacer del filtro básico que nos permita ver con claridad el trayecto que sigue el consumidor entre los distintos puntos de contacto que conforman su experiencia con la marca del evento. Dicho de otro modo, conocer todas las acciones que el cliente debe realizar para, en cada una de ellas, proporcionarle la mejor experiencia posible y comparar estas acciones con las que realiza la competencia para que la experiencia de marca que se ofrezca sea superior que la dada por las empresas competidoras y los individuos no duden en contratar los servicios de tu empresa.

Descripción del mapa de contacto

El paso intermedio consiste en la descripción de este mapa de contacto. En este punto, el objetivo es identificar qué acciones son necesarias llevar a cabo en cada momento en el que se encuentre el cliente en todo el proceso de compra. Con esto se hace referencia a describir la emoción/es que se quiere transmitir a los clientes, además de detallar qué acciones realizar en función de cada uno de los momentos de todo el proceso de compra. Por ejemplo, permitir la compra de las entradas, siguiendo el ejemplo anterior, a través de internet, lo cual mejora la experiencia del usuario al no tener que esperar eternas colas que se generan.

Diseño del plan de acción

El cuarto paso, hace referencia al diseño de un plan de acción, con el fin de cubrir todos aquellos contactos que tenga el usuario con la empresa para que la experiencia con la marca del usuario sea la más satisfactoria posible, planificando todas las posibilidades que se puedan dar y situaciones que puedan tener lugar para implantar las soluciones correspondientes con la mayor brevedad posible.

Medir los resultados

El último punto clave para mejorar la experiencia de marca para un evento es medir los resultados de todas las acciones anteriores. Esto tiene como objetivo obtener un feedback con el que mejorar las diferentes acciones llevadas a cabo, en el caso de ser necesario, y obtener los datos para analizar si las diferentes acciones realizadas suponen una mejora o no en el brand experience del usuario.

 

Con todo lo anterior, además de mejorar la experiencia hacia la marca por parte de los usuarios, también es posible conseguir que la marca se posicione mejor en la mente del resto de los consumidores. Esto es posible ya que estos usuarios, que han obtenido una satisfactoria experiencia de marca, proporcionarán información e intercambiarán comentarios con el resto de usuarios de la red y con sus más allegados sobre la buena experiencia obtenida con la marca.  Con lo que se conseguirá que el resto de consumidores se encuentren más predispuestos a mantener una relación con la empresa, ya que su decisión se ha basado en la opinión de personas de carne y hueso, iguales a ellos, y no de la información corporativa proporcionada por la marca. También es importante comentar que la relación con estos usuarios que han experimentado una adecuada brand experience, desarrollarán con la empresa o con el evento en concreto relaciones más duraderas y estables.

¿Te ha gustado el artículo?
Sé el primero en calificar esta publicación.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Loading...
Artículo escrito por

¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?