El Buyer’s Journey del sector turístico

¡Bienvenido de nuevo! Hoy vamos a tratar un tema que es de vital importancia para la eficiencia de cualquier estrategia de marketing que plantees: El buyer’s Journey del sector turístico.

Si quieres optimizar la eficiencia de tus acciones de marketing, este es tu artículo. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo!

¿Qué es el proceso de compra?

El proceso de compra o como se conoce en el mundo Inbound, el Buyer’s Journey, son aquellas etapas por las que pasa un consumidor desde que es consciente de que tiene una necesidad, hasta que toma una decisión de compra que cumpla con sus necesidades.

La importancia de este concepto reside en la multitud de ventajas que supone para ti conocer exactamente cuál es el recorrido que realizan tus clientes hasta contratarte. Esto te ayudará a saber qué es lo que puedes y debes hacer para solucionar sus problemas o necesidades, realizarás una mejor gestión de recursos de tu empresa destinados a la captación de clientes y por supuesto, tus acciones de marketing estarán centradas a cada una de las etapas en las que se encuentra el consumidor.  Cuanta más información tengas sobre el proceso, más fácil será acertar con las acciones dirigidas a tus clientes.
Nuevo llamado a la acción

¿Cuáles son las etapas básicas de un proceso de compra?

Aunque las etapas básicas suelen ser 3 (Conciencia, consideración y decisión), la fidelización también resulta clave en el proceso de compra y por lo tanto también debes plantearla a la hora de crear tu plan de acción basado en el Buyer’s Journey.

Continúa leyendo y descubre de qué trata cada una de las etapas que atraviesa el consumidor:

 

1# Conciencia o Descubrimiento

La etapa de conciencia, corresponde al momento en el que el consumidor se da cuenta de tiene una necesidad que es importante solucionar, pero aún no tiene mucho conocimiento sobre lo que puede hacer para lograrlo.

En este momento, tus esfuerzos de marketing deben ir en la línea de ayudar al consumidor a delimitar y priorizar sus necesidades ayudándole a comprender las causas. No tienes que convencerle de que tú eres la mejor opción para sus necesidades, pues aún no se encuentra preparado para comprometerse con una marca.

Lo ideal es que sigas educándole a base de contenido útil e interesante para que siga avanzando por el proceso. Ofrécele artículos de información de calidad o listados sobre las ventajas de elegir según qué tipo de vacaciones o la misma información en formato infografía.

 

2# Consideración o Evaluación

Llegados a este punto, el consumidor ha conseguido definir y priorizar sus necesidades, y comienza a buscar las mejores soluciones para ellas.

Tu tarea aquí debe ir en la línea de lograr diferenciarte de tu competencia a base de crear contenido. Debes establecerte como un referente en el sector para permanecer en la mente del consumidor y que te considere como una opción válida para cumplir con sus necesidades.

Para que complete su decisión, los ebooks y guías de expertos son de gran ayuda, además de que debes considerar la opción de incluir recomendaciones y testimonios de tus clientes en la web, como una garantía de buen servicio.

 

3# Decisión

Cuando un consumidor entra en etapa de decisión, significa que ha realizado una selección de opciones que podrían satisfacer sus necesidades y está preparado para escoger una de ellas. Debes centrarte en convencerle de por qué eres la mejor opción para sus necesidades ofreciéndole contenido orientado a tus servicios.

Que la decisión final esté orientada a tí depende mucho del desarrollo de las etapas anteriores, ya que si el consumidor siente que le has ayudado desde el principio, las probabilidades de que te acabe contratando a ti y no a tu competencia son muy altas.

Aprovecha este momento para ofrecer descuentos, comparaciones con la competencia, testimonios… todo lo que creas que es conveniente para cerrar la decisión.

 

4# Fidelización

Muchos creen que el proceso termina cuando se cierra una venta, pero en muchas ocasiones y en muchos tipos de empresas la fidelización es aún más importante que una venta. Para empezar, fidelizar a un cliente es mucho más barato que captar a uno nuevo, así que es lógico pensar que debes esforzarte mucho en esta parte.

Crea una estrategia de emails, ofrece descuentos para su segundo viaje contigo o promociones por realizar recomendaciones sobre tus servicios además de utilizar tus redes sociales como estrategia de fidelización y tus clientes estarán encantados de ser fieles a tu marca.

 

Ejemplo del proceso de reserva de un viaje

Este podría ser un proceso tipo que recorrería un turista solitario para terminar contratando sus vacaciones de verano. Para crear tu propio Buyer’s Journey, puedes descargar la plantilla de contenidos que encontrarás más abajo y seguro que te servirá de gran ayuda.

 

Buyer’s Journey del sector turístico

 

No debemos olvidar que cuando se trata de un viaje, la experiencia en el destino es de vital importancia para el grado de satisfacción generado en el turista. Una serie de acciones que puedes llevar a cabo para los turistas en el destino es ofrecer recomendaciones personalizadas además de ofertas en diferentes lugares del entorno. También una buena atención al cliente es vital por si surgen problemas y sobre todo si existe la posibilidad de estar disponible 24 horas al día.

Por otro lado, como ya te hemos dicho más arriba, el proceso no termina cuando se cierra una venta, sino que la fidelización de clientes juega también un papel muy importante en este proceso. Cuando la satisfacción del consumidor es alta, la probabilidad de que repita la experiencia es aún mayor.

Debes unificar tu atención al cliente en el destino además de estrategias de fidelización como puede ser un programa de fidelización por puntos, emails, descuentos y promociones personalizadas… para garantizar una alta satisfacción del consumidor y que repita su experiencia contigo.

plantilla gratuita buyer journey

Conclusión

Conocer el Buyer’s Journey de tus clientes te ayudará en gran medida a mejorar la eficiencia de tu plan de marketing, ya que conocerás el estado y las expectativas del usuario en función de la etapa en la que se encuentre.

Piensa que la base de esto, está en actuar con lógica, pues no tendría sentido ofrecer contenido sobre tus servicios a una persona que todavía ni siquiera ha decidido cuál va a ser su destino vacacional o qué es lo que le apetece hacer de verdad. De esta forma, la experiencia del usuario será mucho más gratificante, y esto se traducirá en buenos resultados de negocio para ti.

¿Te ha gustado el artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,75 sobre 5)
Loading...

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


Artículo escrito por

¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?