Publicidad Nativa vs Marketing de contenidos

En el post de hoy, vamos a hablarte de la diferencia que existe entre la publicidad nativa y el marketing de contenidos. Dos estrategias que no son excluyentes, aunque si dependen de tus objetivos en Internet, puedes elegir una u otra. Sigue leyendo y conoce más cómo puedes vender más en tu negocio online. 

¿Qué es la publicidad nativa?

En simples palabras, se trata de una evolución de la publicidad tradicional. Tiene como objetivo mejorar la experiencia del usuario ofreciéndole valor publicitario según su perfil. Además, existe una gran concordancia entre el formato, el tipo de mensaje, el aspecto, etc., entre el anunciante y el anuncio en cuestión. Es decir, el anuncio se integra dentro del diseño de la página web donde se aloja y se presenta al usuario.

Aunque sigue siendo publicidad pagada, es una nueva forma de llegar al Buyer Persona que necesitas. Si quieres saber qué es, te recomendamos el siguiente artículo: “Qué es un Buyer Persona”

Todos sabemos que navegar por Internet significa saturarse de anuncios de productos y servicios que, en su mayoría, no tienen relación con nuestras búsquedas y visitas a diversas páginas web. Este tipo de publicidad busca reducir ese modalidad intrusiva que tienen los anuncios en general. 

Ventajas de la publicidad nativa

Como toda estrategia de marketing, esta posee unas ventajas que sin duda pueden ayudarte a mejorar el tráfico y la conversión en tu espacio web. Los beneficios son:

  • Existen numerosos estudios que afirman que la publicidad nativa presenta mejores resultados que la publicidad tradicional. Pensándolo bien, esto no es muy difícil de imaginar, ya que la publicidad tradicional tiene, a nivel cultural, una connotación bastante negativa. 
  • Al estar enfocado a tu Buyer Persona, tienes más probabilidades de conseguir mejores resultados. Enfocarte al público que concuerda con el perfil de tu cliente ideal te ayudará a centrarte a conseguir los objetivos que necesitas. 
  • El precio que pagas por el espacio será en función de qué usuario vaya a ver el anuncio, por lo que te aseguras de que todos los impactos sean útiles. 
  • En ocasiones, y aunque no está permitido, el usuario no se da cuenta de que es un anuncio lo que está viendo. Cree que ese contenido se encuentra ahí porque tiene relación con el contenido editorial de la web. Esto está en discusión, ya que es necesario que el lector sepa que es un anuncio. 
  • Los formatos en los que puedes presentar el anuncio son variados: banner, texto, vídeo e incluso audio (en la plataforma de Spotify). 

Sin embargo, no todo es color de rosa en este tipo de publicidad. Aunque se reduce la modalidad intrusiva con la que se intenta influir al usuario para que realice una compra, el rechazo de éste sigue presente. 

¿Cuántas veces has navegado por una web investigando sobre algún tema y te han agobiado los mensajes publicitarios? Esto sigue ocurriendo con este tipo de publicidad. Piénsalo de esta forma, en algunas ocasiones has entrado a alguna tienda “solo para mirar”, y que un dependiente se te haya acercado a preguntar si necesitas algo puede incluso resultar molesto. A nivel online, ocurre lo mismo. 

La forma en la que se vende y se compra no para de evolucionar con el tiempo. Si la estrategia de la publicidad nativa es llevar el contenido que puede interesar al usuario hasta él, el marketing de contenidos apuesta por una metodología diferente: la del Inbound. A continuación te contamos qué es.

 

 

¿Qué es el marketing de contenidos?

Seguramente hayas oído que el contenido es el nuevo rey del marketing digital. Es lo que se llama hoy en día marketing de contenidos, en la que la estrategia de influencia hacia el usuario se basa en ofrecerle contenido de valor, útil para satisfacer en parte la necesidad o problema que debe resolver. 

Cuando buscamos información en Internet, ya sea para comprar algo o simplemente para informarnos sobre algún tema, se basa en una necesidad que tenemos. Ninguna búsqueda es en vano, y es aquí donde entra el marketing de contenidos. 

Esta nueva estrategia pretende captar al usuario en cada estado en el que se encuentre en su proceso de compra. Incluso antes de saber que necesita una solución, es posible captarlo. Como hemos dicho antes, toda búsqueda tiene una base y proviene de una necesidad, y esa es la necesidad que tienes que satisfacer. 

Ventajas del marketing de contenidos

Te vamos a nombrar solo algunos de los beneficios de este tipo de marketing, ya que son innumerables:

  • La imagen de marca que se crea en el usuario es positiva. Estás invitando, sin ser intrusivo, a que el usuario se informe de un tema que en este momento es de su interés sin intentar venderle nada de forma directa. 
  • Todos los post, artículos y demás tipos de información que coloques en tu página web, te ayudarán a mejorar el SEO. Los cambios de algoritmo de Google se centran más en la calidad del contenido de una web que en la calidad. 
  • Podrás medir y cuantificar las interacciones de los usuarios con tu contenido, algo muy importante si quieres guiar a tu posible cliente a la compra. 
  • Tu marca será una referencia en tu sector, puesto que el contenido que debes ofrecer ha de ser de calidad. 

Ahora que ya sabes en qué consisten estas dos metodologías de marketing, vamos a explicarte cómo utilizarlas

¿Cuándo utilizar cada una de ellas?

Como hemos comentado anteriormente, son dos tipos de estrategias de marketing que no son excluyentes, y que pueden utilizarse en conjunto para obtener los mejores resultados posibles. A continuación, te describimos los pasos generales si quieres combinar estos dos grandes métodos:

  1. Antes que todo, debes definir tu Buyer Persona, lo cual no es lo mismo que público objetivo. Una vez que lo tengas definido con claridad, es lo que utilizarás para definir el target al que quieres dirigirte con tus anuncios
  2. Asimismo, cuando definas el Buyer Persona también tendrás que definir el Buyer’s Journey. De esta forma sabrás cuál es el recorrido que hace el comprador y cuáles son las necesidades que tiene por cada una de las fases en las que se encuentra. 
  3. Ahora puedes enlazar cada necesidad con un contenido específico, y diseñar un plan de publicaciones tanto en tu web como en los anuncios de la publicidad que vayas a contratar.
  4. Recuerda que el usuario, en la mayoría de las veces, no está preparado para comprar con solo ver tu anuncio, por lo que publicar un anuncio dedicado a tus productos y/o servicios no es una buena idea. Necesitas ofrecer algo de valor antes. 
  5. La clave para optimizar cualquier campaña es medir, medir y medir. Tasa de visitas, clics y conversiones serán tus pilares principales para saber si un contenido (y su correspondiente anuncio) están teniendo resultados

Conclusión

Muchas veces la publicidad pagada es un recurso al que acuden las empresas cuando necesitan un volumen de ventas muy alto en muy poco tiempo. Sin embargo, con la cantidad de competidores que podemos encontrar en Internet, es necesario una diferenciación, algo que “enamore” a los usuarios, ya que la inversión en este tipo de publicidad es más alta cada vez.

El contenido es poderoso, sobre todo si se trata contenido de calidad y enfocado al perfil de tu cliente ideal. Si aún no has comenzado este tipo de estrategia para tu negocio online, es hora de que te pongas con ello. Si no lo haces, entonces no podrás evolucionar y te verás estancado en una situación de la que podrás salir fácilmente… ¡Planifica tu estrategia hoy!

¿Te ha gustado el artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Loading...

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


Artículo escrito por
Redactora SEO

¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?