Evita que tu correo sea calificado como SPAM

spamEn un comercio es frecuente el envío masivo de correos electrónicos. Esto puede provocar que terminen por ser calificados como SPAM o correo basura, de modo que el destinatario no los recibirá en su bandeja de entrada y no los llegará a leer.

Existen aplicaciones gratuitas para crear envíos masivos de correos que además generan estadísticas para comprobar el alcance logrado (índice de apertura, número de clics, cantidad de correos pendientes de lectura, etc). Las herramientas más populares son:

MailChimp: con este servicio podrás crear formularios de alta en tu blog, gestionar listas de correo, personalizar los mensajes, enviar campañas de marketing, diseñar plantillas de envío, enviar dos camapañas similares para comprobar cuál logra mejor aceptación, viralizar los contenidos y medir los resultados de las campañas realizadas.

MailPoet: completamente integrado con WordPress, permite crear formularios de registro para recibir newsletters o boletines a través de un asistente, crear tantas listas de suscriptores como queramos, programar el envío de boletines de distintas maneras, crear mails a través de un editor visual, enviar mails de prueba y analizar los resultados.

Ambas herramientas cumplen con las leyes anti-spam de manera automática, pero aun así hay aspectos que debemos cuidar. Si hemos realizado una campaña de envío y los resultados analizados no han sido satisfactorios, probablemente se deba a algunos de los siguientes motivos:

1. El asunto del correo no es adecuado: evita el uso de caracteres extraños, asuntos excesivamente extensos, el uso abusivo de mayúsculas, o términos por el estilo de “Gratis”, “Oferta”.

2. No existe posibilidad de darse de baja: siempre has de incluir un enlace que ofrezca la opción de abandonar el servicio.

3. Demasiados enlaces: los enlaces deben ser proporcionales al texto. Si casi la totalidad del correo está compuesto por enlaces será desviado a la carpeta de SPAM.

4. Imágenes pesadas: las imágenes siempre deben contener un atributo alt y adecuarse a su justo tamaño. Además, debes contemplar la posibilidad de que el usuario haya desactivado la visualización de imágenes, por lo que no deberías basar todo tu contenido en una imagen.

5. El contenido carece de interés: no envíes correos en los que el usuario no esté interesado porque, una vez que este los marque como SPAM, queda registrado en el servicio de mail (Gmail, Yahoo, Outlook, etc).

6. Cuando crees un formulario de alta no solicites demasiada información: los hipotéticos clientes se verán apabullados y desecharán la idea de suscribirse.

 

¿Te ha gustado el artículo?
Sé el primero en calificar esta publicación.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...
Artículo escrito por

¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?