Cómo evitar el abandono de carrito

El abandono de carrito es uno de los problemas más molestos con los que podemos encontrarnos a la hora de gestionar nuestro comercio electrónico. ¿Por qué abandonan los clientes sus carritos? Según un análisis llevado a cabo por Statista, las principales razones que los usuarios alegan, de mayor a menor frecuencia, son:

1. Se presentan costes adicionales no esperados
2. Estaba simplemente navegando
3. Encontré un precio mejor en otro sitio
4. El precio total es demasiado caro
5. Decidí no comprar el producto
6. Navegar en la web es demasiado complicado
7. La web se colgó

Podemos ver pues que la mayoría de los abandonos de carrito tienen que ver con el precio, sobre todo con el no esperado, ya sean gastos de envío o impuestos adicionales. A continuación, presentamos una serie de estrategias que tomar para intentar reducir este fenómeno.

Elimina los costes sorpresa
Si el precio real no se revela hasta el final del proceso de compra, los usuarios de desconciertan y reciben una imagen negativa de la empresa, que acaba, en muchos casos, por hacerles abandonar el carrito con la sensación de haber sido en cierto modo engañados. La mejor manera de acabar con este problema es informar al cliente de los cargos extre, por ejemplo, incluyendo una calculadora de precio final al inicio del proceso.

Minimiza el proceso de pago
Si pides a tus clientes que rellenen formularios demasiado extensos, es probable que acaban abandonando la página antes de terminar. Para combatir esto, la mejor opción es ofrecer un proceso de pago express, sin necesidad de registrarse previamente.

Ofrece múltiples formas de pago
Muchas veces, el motivo de abandono es simplemente que la tarjeta de crédito no es un método de pago aceptado. Lo ideal es disponer de diferentes opciones a la hora de pagar con tarjeta, más allá de Visa y Mastercard. Paypal es también una gran opción a día de hoy.

Guardar el carrito
Dando la opción de guardar el carrito de compra, o haciéndolo automáticamente, hará mucho más fácil que cuando los clientes vuelvan a la página web se acuerden de lo que querían comprar, minimizando así las posibilidades de que vuelvan a marcharse al no encontrar o no acordarse del producto que buscaban.

Fotos de calidad
Aunque depende del tipo de producto que vendas, es muy probable que se trate de un bien físico. No importa que sean libros o comida, a los clientes les gusta ver el packaging de lo que compran. Por tanto, es importante que las imágenes incluidas sean de calidad suficiente para poder hacer zoom y ver en detalle el producto.

¿Te ha gustado el artículo?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Loading...
Artículo escrito por

¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?