Cómo instalar plugins en WordPress

Hoy vamos a hablar sobre cómo instalar plugins en WordPress. La semana pasada comentábamos la importancia de securizar tu página de WordPress, y una de las formas más fáciles y adecuadas de mejorar la seguridad de tu página es tener tus plugins correctamente actualizados. Por esto el tema de hoy será la instalación de dichos plugins. Esto es muy útil si queremos añadir nuevas funcionalidades de forma rápida y sencilla a nuestra web. Mediante los plugins no necesitamos tener conocimientos de programación para implementar alguna característica en nuestro sitio. Simplemente buscamos el plugin que queremos y listo.

Pero antes de hablar sobre cómo instalar un plugin en WordPress, vamos a definir que es un plugin, de esta forma entenderemos mejor qué es lo que estamos instalando.

¿Qué es un plugin?

Un plugin, no es más que un trozo de código diseñado para añadir una nueva funcionalidad o característica a tu página web de WordPress sin necesidad de tener conocimientos sobre programación. Con ellos se puede implementar casi cualquier cosa que podamos imaginar. Esto es lo que hace a WordPress tan potente y flexible.

¿En que debo fijarme antes de instalar un plugin?

Antes de instalar un plugin en tu sitio de WordPress, debes fijarte en algunas cosas. Es importante recordar que los plugin consumen recursos de tu web, afectando a la velocidad de carga de esta y por tanto a la experiencia del usuario al visitar nuestro sitio, por ello no hay que abusar de ellos e instalar solo y exclusivamente los que verdaderamente vayamos a necesitar.

También hay que tener en cuenta, que si se instalan muchos plugins diferentes, pueden provocar conflictos entre ellos. Cuando instales un plugin, infórmate de todas las cosas que puede hacer, ya que así te ahorrarás el instalar otro para una funcionalidad que ya incluía el primero, pero que no sabias de su existencia.

Otro detalle a tener en cuenta es no descargar plugins de páginas que puedan parecer sospechosas, ya que estos pueden contener código malicioso y sería una puerta para los posibles atacantes o hackers. Para asegurarnos de que el plugin que vamos a descargar es seguro, bueno y funcional, tenemos que ver que opiniones de los usuarios tiene, de esta forma veremos si nos ayudará en lo que estamos buscando.

Por último pero no menos importante, asegúrate que el plugin que vas a instalar en tu WordPress haya sido actualizado recientemente y que sea compatible con tu versión de WordPress, ya que esto podría ocasionar errores en tu web.

Una vez vistos estos puntos, pasamos al meollo de la cuestión.

¿Cómo instalar plugins en WordPress?

Como comentamos antes, los plugin consumen recursos y espacio en tu hosting, por lo que es importante que instales solo los esenciales y no abuses de ellos. Para instalar un plugin en tu WordPress se puede hacer de 3 maneras, mediante el repositorio de WordPress, mediante un archivo comprimido o por vía FTP.

1# Instalar un plugin mediante el repositorio de WordPress

Está sin duda es la forma más sencilla y rápida de instalar un plugin. Para ello tenemos que ir al repositorio de WordPress situado en el menú lateral de nuestro administrador de WordPress llamado Plugins -> Añadir nuevo.

En esta vista, veremos un buscador, donde escribiremos el nombre del plugin que deseamos añadir a nuestro sitio. Cuando lo encontremos, le damos al botón de Instalar ahora y se añadirá a la lista de los plugins que tenemos instalados.

Por último, hay que volver a dicha lista y activar el plugin para que funcione, ya que de otro modo, lo tendremos instalado pero no funcionando.

2# Instalar un plugin mediante un archivo .zip

Está otra forma es muy similar a la anterior, la diferencia más grande es que esta es para plugins que hayas descargado desde otro sitio que no sea directamente desde el repositorio de WordPress. Aquí, una vez  que hayas descargado el plugin, tienes que dirigirte de nuevo a Plugins -> Añadir nuevo.

En este caso, en vez de dirigirnos a la barra de búsqueda, hay que mirar hacia arriba, concretamente un botón llamado Subir plugins justo al lado del título de Añadir pluginsCuando pulsemos el botón, aparecerá otro botón para que seleccionemos el archivo .zip que queremos subir.

Una vez elegido, le damos a Instalar ahora y comenzará la instalación. Una vez finalizada, debemos ir al listado de los plugins que tenemos instalados, y al igual que antes, activarlo.

3# Instalar un plugin vía FTP

Esta última forma es algo parecida a la anterior. Para llevarla a cabo es necesario tener acceso a nuestra web mediante FTP. Una vez hemos accedido por FTP a nuestra web, hay que subir el plugin ya descomprimido a la carpeta correspondiente, normalmente la carpeta dónde debemos meterlo es en la de plugins. Una vez hecho esto, al igual que con los dos métodos anteriores, te diriges al listado de plugins y lo activas.

Y después, ¿dónde configuro esos plugins?

Cada plugin, al igual que las personas, es un mundo. Por ello, para configurarlos tienes que mirar en tres sitios. El primero que debes mirar es la lista de plugins instalados, muchas veces justo debajo del nombre, aparece una opción llamada Ajustes para poder configurarlo.

Si aquí no te aparece nada, prueba a mirar en el menú lateral, muchas veces al instalar un nuevo plugin, se añade un nuevo menú y desde ahí es desde dónde se configura dicho plugin.

Por último, en los menús de Ajustes y Herramientas también suelen añadirse como submenús los plugins instalados y al igual que antes, accediendo a ellos puedes configurarlos.

Para concluir, elijas la opción que elijas a la hora de instalar un plugin para tu web en WordPress asegúrate de instalar sólo aquellos que vayas a usar si no quieres que los plugins inactivos y que no usas estén consumiendo recursos de tu web y haciéndola lenta, lo que se traduce como una mala experiencia para tus usuarios.

¿Te ha gustado el artículo?
Sé el primero en calificar esta publicación.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Loading...

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


Artículo escrito por

¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?