El bulo del robo a las tarjetas contactless en el metro

Escrito por:

Rubén Muñoz

buloEstos días está circulando por Internet una imagen en la que se ve a una persona, supuestamente en el metro de Madrid, con un dispositivo móvil en la mano. Junto a la imagen, se acompaña la información de que se trata de un ladrón, y que ese dispositivo sería un TPV virtual con el que sustrae pequeñas cantidades para hacer robos en tarjetas contactless.

 

 

 

 

Esto es imposible.

Y vamos a explicarlo.

 

 

 

Las nuevas tarjetas bancarias contactless son aquellas que permiten efectuar pagos en TPVs simplemente pasando la tarjeta por delante, sin tener que introducir el número PIN. Son un anticipo/intermediario con el que nos iremos acostumbrando a este tipo de pagos, mientras cada vez más se van extendiendo en los teléfonos. En poco tiempo no usaremos ni tarjetas, y directamente pasando el teléfono móvil por delante del lector haremos el pago en cualquier tienda.

 

Esto es posible porque esta tecnología contactless funciona con un chip específico, un chip NCF. Este chip, en las tarjetas, se comunica con un dispositivo lector preparado para leer NFC, como puede ser un teléfono móvil o un TPV. Para que la comunicación funcione, ese móvil o TPV ha de estar desbloqueado, el NFC no funciona con un dispositivo bloqueado. Pero además, la comunicación no puede hacerse a una distancia inferior de 10cm, no funciona, no se recibe la información.

 

La Tecnología NFC funciona por ondas. Pero estas ondas solamente tienen un alcance de 10cm en dirección directa entre el chip y el lector.

 

Si llevamos la tarjeta del banco en el bolsillo o en el bolso, y por lo general dentro de una funda de plástico, en la cartera o en el bolso, es muy complicado que un ladrón pueda acercar su TPV a esa distancia y posicionado en la dirección exacta para hacer el intercambio sin que nos demos cuenta. Si además, en el tarjetero llevamos otras tarjetas que también tienen chip, o el nuevo DNI 3.0 que también incluye NFC, la comunicación ya sí que se imposibilita, porque si las ondas de cada chip se mezclan entre sí, el lector no puede detectar únicamente una. También es muy posible que llevemos algo metálico cerca de nuestras tarjetas, como las llaves de casa o del coche. De nuevo, se trata de una garantía de seguridad, ya que los chips NFC que vienen en el DNI 3.0 y en las tarjetas bancarias contactless no son antimetal, y por tanto sus ondas no lo atraviesan.

 

 

 

Este tipo de bulos informativos responden al desconocimiento de la tecnología y de su uso, así como al temor que por lo general se despierta en la sociedad ante los cambios tecnológicos. La Tecnología NFC es la más segura que existe actualmente.

 

En Codigonexo llevamos años trabajando con Tecnología NFC desarrollando plataformas de gestión de pagos, intercambio de datos y soluciones basadas en la comunicación entre dispositivos. Nos ponemos a disposición de quien lo requiera para hacer las demostraciones necesarias, aportar nuestros conocimientos con profesionales tecnológicos y desmentir o confirmar cualquier tipo de información relacionada con la Tecnología NFC.

Comparte el post

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

4 respuestas a “El bulo del robo a las tarjetas contactless en el metro”

  1. Bulo dice:

    Vaya bulo jajaja la foto es de un autobus. Pringada

    • Irene Jiménez dice:

      Si lo hubieses leído, estimado troll, sabrías que estamos diciendo que esa foto no es del metro de Madrid. Lo pone en la línea 2 del texto.

      Y concretamente es del metro de Moscú, no de un autobús.

  2. Troll dice:

    Cito: “supuestamente en el metro de Madrid”

    Como seais tan profesionales como en la respuesta dada o en la noticia escrita…

    Que le vamos a hacer debe haber de todo en esta vida… Trolls como bien dices y “personas poco atentas” tambien. Jajaja

    Venga un saludin tonti 🙂

    • Irene Jiménez dice:

      Te invito a consultar en la RAE el significado de la palabra “supuesto”: Considerado real o verdadero sin la seguridad de que lo sea.

      La libre opinión es un derecho y es sano ejercerla. Se puede hacer hasta sin faltar al respeto a nadie por su trabajo.

      Gracias por participar en la conversación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Síguenos en Facebook
Categorias
Últimas Entradas
Síguenos en Google+
Últimos Tweeets